El control consciente: Artículo sobre Técnica Alexander con Marta Barón en Madrid

El control consciente

Mucha gente emplea el término “control consciente” con significados diferentes. La idea típica es la que se refiere a un control específico, como mover un músculo conscientemente, y lo practican los atletas que muestran sus proezas físicas en público. Además, tenemos el movimiento consciente de un dedo, los ojos o algún músculo o miembro.
 
En la Técnica Alexander la frase “control consciente” se usa para indicar el valor y el uso de un control y una guía conscientes, ante todo como una constante y luego como algo puntual, de forma que en los procedimientos prácticos el segundo siempre dependerá del primero.

F. M. Alexander en La herencia suprema del Hombre

En 2017 publiqué la traducción del primer libro de Alexander, La herencia suprema del Hombre. En este libro Alexander introduce su concepción del “control consciente”. Esta es un parte esencial del trabajo y yo me ocupo de ello desde la primera clase.

En el ser humano, así como en todo ser vivo, siempre hay algún tipo de control, sea consciente o inconsciente. El control inconsciente es el que hace que los animales reaccionen de forma automática a determinados estímulos. Sin haber visto al depredador, sólo con una sensación o con un ruido, la gacela sale corriendo y eso a menudo le salva la vida. No hay un discurso razonado en su cabeza, pero no importa porque hace el trabajo y consigue su propósito natural de sobrevivir.

Como ser humano, posees los dos tipos: el inconsciente abarca no sólo el funcionamiento básico de todas tus funciones naturales, los reflejos musculares, el equilibrio y la coordinación, sino también cuestiones como el instinto de supervivencia o el reproductivo. Este control es necesario, indispensable. Y nos ha hecho sobrevivir como especie.

Y luego tienes el control consciente, que es el que te permite tomar decisiones. Pero estas decisiones «conscientes» hay que observarlas un poco, pues muchas veces será tu inconsciente el que está decidiendo. Parece que las tomaste conscientemente, pero si analizas como fue que llegaste a ellas, ves que no lo tienes claro.

El control consciente de Alexander es un proceso razonado. Concierne a como quieres reaccionar en una situación determinada y da como resultado la capacidad del “uso” de tu persona. Es voluntario y constructivo. El objetivo es que, en cualquier acción que llevas a cabo, que implica la coordinación (inconsciente) de tu musculatura, tengas claro en qué condiciones quieres estar funcionando. Esto tendrá un efecto positivo en tu coordinación, ya que no habrá conflicto entre el acto y la demanda sobre los mecanismos implicados. El resultado será que harás lo que te habías propuesto respetando la lógica de tu cuerpo, por lo que no te harás daño.

Tomemos como ejemplo echar la cabeza hacia atrás para mirar una mancha en el techo. ¿Es un acto que puede hacer un ser humano? Sí. Pero, ¿hay mejores maneras de hacerlo? Claro. Queremos echar la cabeza hacia atrás, sin encoger el cuello, sin dejar que se desmorone sobre los hombros, sin subir éstos, sin tensar la cara. Queremos hacerlo dejando que los ojos lideren el movimiento hacia el techo. Quizás hay que hacerlo más despacio de lo que nos imaginamos. El tiempo correrá a nuestro favor si nos lo concedemos. Tomar decisiones sobre darnos tiempo, qué tensar y qué no tensar está dentro del terreno del control consciente.

Comprendo que los que nunca han tomado clases pueden percibir esta tarea como algo ardua. Por eso, es tan importante contar con la ayuda de un profesor especializado. El profesor nos dará la experiencia psicofísica que necesitamos para entender qué es el control consciente y para qué puede sernos útil.

Y ¿para qué es útil el control consciente? Para conquistar el uso de nosotros mismos. Como dijo Alexander, “el uso afecta al funcionamiento” por lo que si mejoramos el uso, el funcionamiento también lo hará.

¿Tienes algún comentario sobre este artículo?

Ponte en contacto conmigo, estaré encantada de discutir y comentar cualquier asunto que te resulte de interés sobre la Técnica Alexander.

También te recomiendo estos artículos:

Este video nos muestra la capacidad que tiene el ser humano de llevar el movimiento a un extremo altamente virtuoso y estético. Lo que hacen estos bailarines requiere muchos años...
Cuando te acercas a la Técnica Alexander es normal que quieras saber cuánto tiempo vas a necesitar para aprenderla. Siempre quiero que te lleves tanta parte del trabajo como sea...